¿Cómo ajustar las luces de tu auto correctamente?

Por Andrea Aguilar 18 de julio de 2022 Tiempo de lectura estimado: 7 minutos

Las luces, o faros del auto, son de suma importancia, sobre todo cuando oscurece; y en la mayoría de las ocasiones, encender las luces no requiere de mucho más trabajo, hasta que notas que no alumbran el camino lo suficiente o que hay conductores molestos contigo por haberlos deslumbrado. 

Esto puede pasar cuando las luces no están alineadas correctamente, y además de ser algo molesto, también es muy peligroso, ya que distrae a los demás conductores, aumentando el riesgo de provocar un accidente vial. Debido a esto, es importante conocer las dos formas de ajustar bien la altura de las luces, y a continuación, te diremos cómo hacerlo de manera fácil y práctica.

¿Cómo saber cuando tus luces necesitan ser ajustadas?

Hay dos formas de saber si los faros de tu auto no están bien colocados, y aunque una es más amena que la otra, son muy prácticas. La primera es notando si otros conductores constantemente tocan el claxon o te “echan las altas” cuando conduces de noche. Esto debido a la molestia que es tener las luces colocadas demasiado arriba. 

La otra forma de saber si no están bien colocadas es si notas que tus luces apuntan hacia adelante pero no te iluminan el camino, o si están enfocando a dos lados completamente diferentes sin ayudar a tu visión nocturna. Si te ocurre alguna de estas dos cosas, es momento de alinear tus luces delanteras.

¿Cómo ajustar las luces desde el interior de tu auto?

Muchos autos, si no es que la mayoría, tienen la opción de controlar y ajustar la altura de las luces delanteras utilizando un botón, o una perilla, que está cerca del cuadro de instrumentos, normalmente ubicado a la izquierda del volante, pero esto depende de cada modelo.

Esta técnica puede ser la más sencilla, sin embargo, puede no ser del todo efectiva, ya que si el mecanismo que regula la altura de las luces no está funcionando correctamente, los faros pueden no quedar a la altura correcta. En este caso, deberás asistir con un mecánico de confianza para que revise los controles de las luces y saber si hay alguna falla.

¿Cómo ajustar las luces de tu auto abriendo el capó?

Esta opción puede realizarse en casa, siempre y cuando tomes todas las precauciones y tengas todas las herramientas necesarias. En caso de no ser así, lo mejor es que lleves tu auto a un taller especializado para que le ajusten los faros, y así, evitar gastos mayores por cometer un error.

1. Nivela tu auto

Debes comenzar por quitar todo el peso extra que tenga tu auto, ya sean asientos para niños o algo que haya en la cajuela. También deberás revisar que las llantas tengan la presión correcta y recomendada por el fabricante. En caso de que el depósito de gasolina esté a la mitad (que es lo mejor para poder nivelar tu auto con más facilidad), pídele a alguien que se siente en el asiento del conductor y así, regular el peso del auto. Después de todo esto, verifica que las luces estén alineadas en la posición cero.

2. Estaciona tu auto

Estaciona tu auto entre 3 y 4.6 cm de una pared oscura, o puede ser de la puerta del garaje, mirando hacia ésta. Después, balancea tu auto un par de veces desde las cuatro esquinas para saber si los amortiguadores están nivelados, y mide la distancia del piso hacia los faros para asegurarte que la suspensión también esté nivelada.

3. Enciende las luces

Enciende las luces normales de tu auto, no son necesarias las altas ni los cuartos, es decir, las que se utilizan para ver la niebla. Después, marca con cinta (de preferencia aislante para que puedas notarla) líneas que formen dos T, una por cada faro, en la pared o en la puerta que esté en contra de la parte frontal del auto. 

4. Nivela las cintas

Con una herramienta de nivel de carpintero mide ambas marcas para saber si están iguales. En caso de que no lo estén, usa una cinta métrica para medir lo lejos que esté la marca inferior y baja la otra línea a la misma altura. Las líneas centrales no deben de tener una altura mayor a 1 metro del piso. 

5. Haz hacia atrás tu auto

Deberás hacer tu auto hacia atrás unos 7.5 metros de la puerta del garaje o de la pared que está en contra del frente del auto. 

6. Abre el capó

Apaga las luces, y con las herramientas adecuadas, quita el anillo embellecedor de las luces y busca los tornillos de ajuste. Estos normalmente están al lado de las luces, aunque en muchos modelos se encuentran en el compartimento del motor, detrás de las luces. Para este paso, se recomienda revisar el manual de usuario de cada modelo, ya que algunos fabricantes tienen distancias de ajuste diferentes. 

Los reguladores horizontales y verticales siempre estarán marcados, por lo que deberás poner mucha atención. Normalmente, el regulador para ajustar las luces verticalmente se encuentra en la parte superior de los faros, mientras que el que las ajusta horizontalmente se encuentra al otro lado, a un costado. Cabe aclarar que algunos autos pueden tener pernos en lugar de tornillos, por lo que, nuevamente, hay que consultar el manual del vehículo para cualquier aclaración.

7. Ajusta cada faro por separado

Tapa uno de los faros con un objeto mientras ajustas el otro, ya que así será más fácil distinguir cual luz es la que se está moviendo. Un buen consejo es que tengas un ayudante sentado en el asiento del conductor para apoyar al encender y apagar las luces mientras tú regulas la altura.

8. Gira el tornillo superior para ajustar el campo vertical

Los giros en dirección a las agujas del reloj subirán las luces, y en el sentido contrario las bajarán. Cuando enciendas las luces después de cada ajuste, deberás observar el patrón de la pared y revisar que la parte superior de la zona más intensa de la luz esté a la misma altura, o ligeramente más baja, que el centro de la línea que pegaste previamente. 

9. Gira el tornillo lateral para ajustar el campo horizontal

Ahora, se hará básicamente lo mismo que en el paso anterior, pero con los ajustes derecho e izquierdo. La mayor parte de la intensidad de la luz debe quedar a la derecha de la línea vertical.

10. Revisa y prueba los ajustes

Después de bajar el capó, sube al auto y prueba dando una vuelta por la cuadra para estar 100% seguro de que las luces quedaron ajustadas correctamente. De no ser así, puedes volver a repetir los pasos anteriores o acudir con un experto en el tema que pueda asesorarte y ayudarte a regular los faros con mayor precisión. 

Seguro de Auto con protección para luces y faros

El robo de autopartes es uno de los más frecuentes, ya que se han registrado más de 12 mil casos en el Valle de México durante este año. Este delito afecta a todo tipo de autos, por lo que es necesario que los propietarios cuenten con un Seguro de Auto que cubra el robo parcial para que ni su economía ni su patrimonio se vean dañados. 

La cobertura de Robo Parcial del Seguro de Auto cubre desde los espejos retrovisores y las llantas, hasta los faros del auto; otorgando la reposición de la pieza robada o una indemnización monetaria con base en el costo de la pieza y su depreciación por años de uso aplicada.

Encontrar una póliza que incluya lo que necesitas puede sonar complicado, pero gracias a Rastreator, es fácil y rápido. El comparador de seguros online realiza una comparativa de deducibles, sumas aseguradas y compañías aseguradoras en menos de dos minutos y con base en un perfil básico tuyo y de tu auto, ayudando a que encuentres el Seguro de Auto con las coberturas que más te acomoden a un precio ideal. Todo desde la comodidad de tu hogar y de forma segura.